18/12/2020

ALASKA ¡MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS!

Si creíais que lo habíais visto todo... es porque aún no conocéis este maravilloso lugar.

¡Bienvenidos a Alaska!

Alaska es uno de los cincuenta estados que forman los Estados Unidos de América. Su capital es Juneau y su ciudad más poblada es Anchorage. Es sin duda el paraíso salvaje de Norte América. Su belleza paisajistica te dejará sin palabras.

JUNEAU

Encajada entre las aguas y la cordillera costera, Juneau es una de esas extrañas urbes a las que no se llega por tierra, como si quisiera proteger sus misterios. Gracias a que la isla Douglas la defiende de las gélidas corrientes del océano, la fría monotonía del invierno se hace más llevadera para las 30.000 personas que viven aquí todo el año. Caminar por sus callejuelas de coloridas casas de madera y edificios firmes produce la extraña sensación de haber viajado a otro tiempo, una mezcla de presente y de los días de euforia exploradora.Juneau na ció de la mano de mineros que buscaban fortuna y fama eterna.

El aspecto actual de la capital de Alaska poco tiene que ver con las viejas escenas de buscadores y animales de carga por sus calles. Aún así, me recuerda aquella época el desfile de turistas que descienden de los cruceros que navegan por el golfo de Alaska. Bajan del barco sobre todo para comprar, pues Juneau ofrece un gran surtido de comercios donde adquirir pieles y artesanías de los indios haida y tlingit, los habitantes originales de estas tierras

MONTE DENALI

Alaska es un territorio de suaves ondulaciones heladas que se dejan ver desde la distancia. Como los 6.190 metros del Denali –en 2015 recuperó su nombre tradicional indio, "el Grande", en sustitución del de MacKinley–, visibles desde Anchorage. Es el pico más alto de Norteamérica.

ÁGUILA CALVA EN EL CHILKAT BALD EAGLE RESERVE

Creada en 1982, esta reserva vela por la conservación del hábitat natural de las águilas calvas. Los ríos Chilkat, Kleheni y Tsirku, que confluyen en la reserva, son también el hábitat de los salmones naturales, un espacio protegido por la misma reserva.

KETCHICAN
Ketchikan es conocida como la “primera ciudad” de Alaska, debido a su ubicación en el extremo sur del Pasaje Interior. Es la primera ciudad a la que se llega cuando se viaja hacia el norte y, para muchos visitantes, su primer contacto con la belleza y majestuosidad de Alaska.
 
GLACIAR MATANUSKA

 

El glaciar Matanuska, uno de los glaciares más accesibles de Alaska, es un río de hielo estable de 43Km de largo que fluye de entre las montañas Chugach al norte, casi hasta la autopista Glenn. Con una terminal de cuatro 4km de ancho tan cercana a una de las principales autopistas de Alaska, el glaciar Matanuska es la atracción de carretera más popular entre Anchorage y Glennallen.
 

GRUTA EN EL GLACIAR MENDENHALL, EN LAS AFUERAS DE JUNEAU

Además de su fácil acceso por tierra, una de sus mayores particularidades son los túneles que surcan su interior. Los tonos azulados de las cuevas ofrecen un espectáculo a las órdenes de una luz de otro mundo, y el goteo del agua resuena en el silencio mientras caminamos bajo sus bóvedas rugosas.

PARQUE NACIONAL FIORDOS DE KENAI

Creado en 1980 para proteger algunas de las áreas silvestres más increíbles e impenetrables de Alaska, el Parque Nacional de los Fiordos de Kenai es un paraíso de glaciares de 13 287 km², de los cuales 10.784 km² se consideran zona salvaje. La nieve y el hielo cubren el 60 % del parque y coronándolo se encuentra el campo de hielo Harding, de 2424 km cuadrados, uno de los cuatro únicos campos de hielo que quedan en EE. UU. Desde el masivo campo de hielo se desplazan innumerables glaciales de marea, que tallan los valles que se llenan de agua de mar para formar los impactantes fiordos de los que recibe su nombre el parque y que los decoran con icebergs del tamaño de pequeñas casas.

Con un paisaje tal y abundante vida silvestre marina, el parque se ha convertido en una atracción turística principal. En lo respectivo a los visitantes, los fiordos de Kenai cuentan con tres áreas principales: el glaciar Exit, el campo de hielo Harding y la escarpada costa con los hermosos glaciares de marea. El más accesible es el glaciar Exit, al que se puede llegar por carretera, y esto explica por qué es la atracción más popular del parque y atrae fácilmente a más de 100.000 visitantes cada verano. Los más audaces pueden ascender para disfrutar de vistas del campo de hielo Harding desde un sendero en el glaciar Exit y los alpinistas experimentados, equipados con esquís, hachas de hielo y crampones pueden seguir adelante para explorar el campo de hielo más grande que se encuentra, en su totalidad, dentro de las fronteras de EE. UU.

CASA TOTEM

Cuenta una leyenda tlingit que el pájaro-trueno luchó contra la malvada ballena, la sacó del agua y la venció. Esta historia es una de las que recogen los totems del Totem Bight State Park, en Ketchikan, una reserva de bosques al borde del mar que preserva 14 de estos postes tallados y la Clan House, una casa comunal en la que vivían entre 30 y 50 personas. Los totems se instalaban a la entrada del poblado y servían para explicar mitos sobre el origen del clan, para homenajear a miembros de la tribu, recordar eventos (fiestas, enlaces, muertes...) o como testimonio de agravios. Elaborados con cedro rojo, de una sola pieza, solo se pintaban los detalles. Se utilizaban 4 colores (negro, rojo, azul turquesa y blanco), extraídos de minerales y de conchas, que se emulsionaban con aceite de huevas de salmón.

PARQUE NACIONAL Y RESERVA DENALI

Las imponentes torres de granito y las cumbres nevadas del Parque Nacional y Reserva Denali se extienden sobre 257km de la cordillera de Alaska y son tan altas que a menudo se pierden entre las nubes. Este horizonte está dominado por el pico más alto de América del Norte: el monte McKinley, con una altura de 6168 metros, una de las vistas más increíbles de Alaska.

Pero no es solo la montaña lo que hace del Parque Nacional Denali un lugar especial. El parque es además el hogar de 37 especies de mamíferos, que van desde linces, marmotas y ovejas de Dall hasta zorros y liebres de patas blancas, mientras que allí se han avistado 130 especies diferentes de aves, incluyendo la impresionante águila dorada. No obstante, son cuatro animales en particular los que la mayoría de los visitantes quiere ver: alces, caribúes, lobos y el favorito de todos, el oso pardo o gris. Aquí en Denali, a diferencia de la mayoría de las áreas silvestres del país, no es necesario ser un mochilero para observar la vida silvestre: las personas que jamás duermen en una tienda tienen una excelente oportunidad, única en la vida, de ver de cerca estas magníficas criaturas deambulando libremente en su hábitat natural.

 

¿Bueno y que os ha parecido este pequeño resumen de Alaska? ¿Os gustaría saber más y conocer lugares increíbles? Para una información más personalizada y específica estamos a vuestra desposición en el teléfono de contacto 968 477465 o en mail info@eliotours.es

¡Que jamás se pierdan las ganas de Viajar!

¡FELICES FIESTAS!

VOLVER A LISTADO DE NOTICIAS
ALASKA ¡MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS!